bioinnova bioinnova
Estación Primavera
Día Miércoles
Día 21.04.2021
Noticias Noticias Agenda Agenda
Opinión Opinión Enlaces Enlaces
Fase lunar Fase Lunar Creciente Creciente
Elaboramos, dirigimos, coordinamos, realizamos proyectos sostenibles porque creemos necesario restablecer el pacto del ser humano con la naturaleza.
Hacer página de Inicio Agregar a favoritos Imprimir

Edificio Enfermo

“se han llevado a cabo un número suficiente de estudios fiables que refuerzan la suposición de que los edificios saludables tienen un efecto sobre la productividad de las empresas que puede llegar al 50%”

  

Según recientes estudios, el 30% de las construcciones modernas españolas padecen el Síndrome del Edificio Enfermo (SEE), que la OMS define como el conjunto de molestias y enfermedades que padecen las personas que habitan un edificio originadas por la mala ventilación, la descompensación de temperaturas y humedad relativa, las malas condiciones lumínicas, el exceso de ruido, las cargas iónicas y electromagnéticas, las partículas en suspensión, los gases y vapores de origen químico...

 

 

 En este sentido, el Centro Nacional de Condiciones de Trabajo (dependiente del Ministerio de Trabajo), determina en una Nota Técnica los factores más comúnmente citados como responsables del SEE, que son:

  • AGENTES QUÍMICOS: formaldehídos, compuestos orgánicos volátiles, polvo, fibras, CO, CO2, óxidos de nitrógeno, ozono...
  • AGENTES BIOLÓGICOS: bacterias, hongos, esporas, toxinas, ácaros.
  • AGENTES FÍSICOS: iluminación, ruido, vibraciones, ambiente térmico, humedad relativa, ventilación.
  • AGENTES PSICOSOCIALES: organización del trabajo, promoción, relaciones interpersonales, control de las condiciones ambientales...

La misma Nota Técnica señala los principales síntomas derivados del SEE:

  • - Irritación de ojos, nariz y garganta;
  • - Sequedad de piel y mucosas;
  • - Eritema cutáneo;
  • - Fatiga mental, somnolencia;
  • - Cefaleas, vértigos;
  • - Mayor incidencia de infecciones de vías respiratorias altas;
  • - Dificultad respiratoria, jadeo, roncus, sibilancias, cuadros asma-like;
  • - Disfonía, tos;
  • - Alteraciones del gusto y del olfato;
  • - Náuseas.

 

Además de la anterior sintomatología, podemos igualmente referirnos a otras afecciones menos estudiadas y cada vez más habituales, tales como las alergias e hipersensibilidades desarrolladas ante exposiciones prolongadas a productos químicos o a campos electromagnéticos, así como la cada vez más profusa lista de incorporaciones al inventario de enfermedades profesionales (incluso en ámbitos tan "higiénicos" como los de una oficina).

 

Los síntomas que merman la salud de las personas que desempeñan sus labores en condiciones no óptimas de trabajo son a menudo causantes de  altos índices de absentismo laboral oneroso para las empresas. Como ha publicado el Instituto Sueco para la Investigación de los Edificios, "se han llevado a cabo un número suficiente de estudios fiables que refuerzan la suposición de que los edificios saludables tienen un efecto sobre la productividad de las empresas que puede llegar al 50%".

 

Los factores que rodean el diseño de las oficinas saludables, tales como la calidad del aire, las condiciones térmicas, acústicas y lumínicas (luminancia, deslumbramiento, color de la luz...) son vitales en el concepto y proceso de BIOHABITABILIDAD, ya que del grado de placer y confort que tenga la persona en su hábitat dependerá su estabilidad física, mental y social.

 

Usuario  Usuario
Contraseña  Contraseña
Asociación Española de Bioconstrucción

 
Copyright (c) BIOINNOVA Proyectos Sostenibles, SL. | Aviso Legal | Contacto |